MESOTERAPIA:  Tratamiento consistente en múltiples inyecciones intradérmicas (indoloras), con el fin de liberar los  acúmulos de grasa y toxinas para poner fin a la celulitis y "piel de naranja"; se introducen productos  liporeductores, circulatorios, reafirmantes y moldeadores.  El número de sesiones se evalúa por el médico siendo lo normal entre 10 y 15, distanciadas entre 10 y 15  días. Es de gran utilidad para eliminar acumulos de grasa en abdomen, cartucheras, rodillas, brazos y  papada.  MESOTERAPIA FACIAL: Se inyecta un complejo de vitaminas que regeneran y estimulan las células de  colágeno y elastina y además reafirma los músculos, devolviendo al rostro todo el brillo y textura que va  perdiendo con el paso del tiempo.  RELLENO DE ARRUGAS: Mediante una inyección indolora de ácido poliláctico se consigue estimular la  formación de colágeno y elastina provocando aumento del grosor de la piel y haciendo desaparecer la  arruga; dicho producto tiene una duración mínima de un año.  ELIMINACIÓN DE VARICES (ESCLEROSIS): Consiste en una inyección indolora en el interior de la  variz, que provoca la eliminación de la pared interna de la misma, haciéndola desaparecer.  Es muy útil para varices de pequeño y mediano calibre. Posteriormente se coloca un panty de compresión  media pudiendo incorporarse a la vida normal una vez terminada la sesión, teniendo una mínima  precaución de no hacer ejercicio brusco (saltos), ni tratamientos que produzcan calor en las piernas, como  saunas, depilación de cera, etc...  BOTOX: Mediante esta técnica se consigue una relajación temporal de los músculos, evitando que se  contraigan y de este modo se previene la formación de arrugas al mismo tiempo que desaparecen las ya  existentes. Se aplica principalmente en arrugas de frente, entrecejo, patas de gallo, cuello y escote.  Los resultados pueden apreciarse tres días después del tratamiento y tienen una duración media entre seis  y ocho meses. PEELING QUÍMICO. Con este tratamiento (de gran utilidad para después del verano) se consigue eliminar  la capa epidérmica con células muertas o degeneradas; logrando a su vez la eliminación de manchas,  arrugas, y marcas de acné. Consiguiendo la aparición de una piel brillante y libre de impurezas. Este  tratamiento es totalmente indoloro y la paciente puede hacer vida normal a partir de la primera sesión. 
Ilustre Colegio Oficial  de Médicos de Madrid